Scamming: Las estafas en línea, incluidos los mensajeros, están en aumento

Como regla, los estafadores usan mensajes instantáneos debido a la conveniencia, el bajo costo de soporte y la imposibilidad de los creadores de servicios de controlar completamente el contenido que se envía.

Desde el comienzo del verano, se han bloqueado alrededor de 4000 cuentas fraudulentas en Europa. Los propios usuarios reportaron cuentas sospechosas al mensajero.

La mayoría de los esquemas se pueden dividir en cuatro opciones. La mayoría de las veces, los estafadores escriben o llaman después de colocar anuncios en línea: ofrecen a los usuarios que responden un enlace a un pago falso por bienes.

También está en uso el esquema estándar. Además, son relevantes los enlaces falsos a sorteos y concursos que conducen a páginas falsas. Así como informes imaginarios de recibir subsidios o beneficios sociales.

Bajo varios pretextos, los atacantes intentan averiguar los datos de la tarjeta bancaria o enviar un enlace de pago falso. Para determinar con quién se está comunicando, empresas reales o impostores, puede comparar los datos del sitio web oficial del banco: las cuentas fraudulentas a menudo tienen diferencias con el original, señalan los expertos.

Los enlaces de phishing en Europa se distribuyen con mayor frecuencia a través de WhatsApp, en el 83% de los casos. Al analizar, los expertos han considerado el período de diciembre de 2020 a mayo de 2021.

¿Qué envían los estafadores?

El correo con direcciones de recursos fraudulentos o de phishing sigue siendo el principal método de engaño en los mensajeros instantáneos. A través de la correspondencia, los estafadores descubren datos personales o exigen dinero a los titulares de las cuentas, diciendo que tienen pruebas comprometedoras.

A menudo, los estafadores encubren dichos correos con temas relevantes, según lo que sea popular en ese momento. La vacunación, por ejemplo, es ahora un tema candente, y los estafadores están exprimiendo al máximo todos los canales, incluso a través de mensajería instantánea.

Las ofertas bancarias y de servicios son «señuelos» antiguos y probados, señalan los expertos que recuerdan que la demanda crea la oferta. A menudo, los iniciadores de la interacción con los estafadores son los propios usuarios de mensajería instantánea.

El afán de conseguir un servicio o producto más rápido y más barato les lleva a canales fraudulentos: antes eran puntos de repostaje, ahora certificados COVID. Crear una nueva cuenta falsa toma unos minutos y la ganancia asciende a cientos de miles de euros.

Luego están los mensajes de supuestos ganadores de la lotería; por lo general, para recibir dinero, debe ingresar un número de teléfono o número de tarjeta. Se aconseja tener cuidado si el mensaje se refiere a circunstancias que no tienen nada que ver con usted, por ejemplo, un préstamo pendiente o un litigio.

A menudo, los estafadores atraen a los usuarios con una venta, donde supuestamente venden productos 10 veces más baratos que su valor real. Los mensajeros, por un lado, tienen protección incorporada: pueden bloquear fácilmente a un interlocutor no invitado. Pero, por otro lado, algunas personas confían más en los mensajes que en las llamadas.

Cómo reconocer un mensaje de estafa

La detección de ciberdelincuencia sigue siendo bastante baja en todo el mundo. Es mucho más fácil prevenir el fraude que investigarlo. Por esta razón, las fuerzas del orden trabajan duro para avisarnos de las fórmulas populares que usan los estafadores. Es una buena idea seguir las cuentas en redes sociales de la Policía Nacional y Guardia Civil, ya que están siempre actualizando y avisando de los fraudes que nos podemos encontrar.

Recuerda que si el usuario siguió el enlace malicioso, es probable que su dispositivo esté infectado. Al mismo tiempo, es posible que no note signos del virus. Sin embargo, los cambios más simples siempre llaman la atención, por ejemplo:

  • Grandes facturas por llamadas o SMS, así como el fin prematuro de los recursos del plan tarifario.
  • La aparición de aplicaciones desconocidas.
  • La batería del teléfono se agota más rápido de lo habitual.
  • Usar Internet en aquellos momentos en que no lo usas.
  • Aparece una ventana con varios requisitos en la pantalla y no le permite trabajar con el dispositivo.

Los expertos advierten: no se debe instalar nada en el dispositivo sin su conocimiento.