Qué es el sexting: reglas, riesgos, aplicaciones

No hace mucho, los enamorados intercambiaban notas o fotografías Polaroid de una sola copia. Ahora las posibilidades de comunicación íntima son infinitas. Hablamos de sexting y seguridad.

El concepto mismo de «sexting» proviene del inglés y combina las dos palabras «sex» y «text», ya que inicialmente la tecnología permitía el intercambio de información únicamente textual. 

En una era de plena digitalización y un amplio abanico de posibilidades tecnológicas, el sexting comenzó a tomar nuevas formas. Ahora significa comunicación de carácter sexual a través de texto, emoticonos, memes, videos o fotos de contenido íntimo. 

En la era de compartir fotos Polaroid, el compromiso de compartir contenido sexual se consideraba una aberración. Ahora, según uno de los últimos estudios, alrededor del 48% de las personas comparten fotos, videos y mensajes explícitos en línea, y la práctica del sexo online incluso fortalece las relaciones.

¿Por qué sextear?

Los motivos para sextear pueden ser diferentes. En 2014, investigadores estadounidenses descubrieron que los estudiantes que practican sexting lo perciben como parte de una relación romántica. 

En la práctica, el sexteo es a menudo el primer paso hacia una relación íntima entre parejas. El sexo real en línea puede ser para aquellos que no pueden estar cerca de su ser querido, por ejemplo, en el caso de relaciones a larga distancia. 

Otra razón es la incapacidad de expresar su deseo sexual en la vida real debido a creencias religiosas o de otro tipo. Algunos perciben el sexting como sexo seguro, ya que este tipo de intimidad no conduce al embarazo ni a enfermedades de transmisión sexual. 

Además, el sexteo puede ayudar en el conocimiento de la propia identidad sexual, durante experimentos sexuales o en el proceso de expresión de deseos sexuales. Y a veces se convierte en una oferta de sexo offline.

Por qué deberías usar los emoticonos con cuidado

Los métodos para sextear pueden ser diferentes: mensajes de texto o de voz, fotos o videos de naturaleza íntima. Tampoco se debe descartar el sexting metafórico con emojis, memes y GIFs. 

La comunicación visual a través de emoticonos a veces puede explicar mejor sus deseos sexuales, especialmente porque los dispositivos modernos ofrecen una amplia gama de opciones, desde imágenes hasta animaciones. 

El mundo del sexting tiene su propio vocabulario emoji. A veces hay que tener cuidado al enviar rinocerontes, que significa excitación, tijeras o signos del zodiaco, que a menudo muestran posiciones sexuales en el chat. El envío inadecuado de melocotones, berenjenas o gotas de lluvia puede dañar la correspondencia y provocar malentendidos o situaciones incómodas.

Los riesgos del sexting

Para las aplicaciones de sexting, la seguridad de los datos y, en ocasiones, la privacidad de la correspondencia es una prioridad. Sin embargo, muchos usuarios de sexting prefieren usar redes sociales abiertas como Snapchat, Instagram o incluso Telegram. 

En estas aplicaciones, puede establecer su propia configuración de privacidad, crear chats secretos o cambiar el momento de la demostración. A pesar de la protección, todavía existe el riesgo de sufrir sexting, especialmente en las redes sociales abiertas. 

Según un estudio, uno de cada diez participantes de sexting reenvió materiales que se les enviaron sin el permiso del autor del contenido. El reenvío de publicaciones es solo una opción de distribución. 

A veces, los usuarios muestran capturas de pantalla o incluso publican contenido sexual en las redes sociales. Las razones para compartir información personal pueden variar. Muy a menudo, estos son deseos de jactarse, bromear, superar el aburrimiento. 

Los escenarios más peligrosos para mostrar contenido sexual son el chantaje y la intimidación. Pueden dañar no solo la reputación del autor del contenido, sino también su salud mental. 

Reglas de sexting

Existen reglas «tácitas» que pueden ayudar durante el sexteo y proteger a los usuarios de las consecuencias indeseables del sexo digital: Usa solo la aplicación en la que confías. Trate de entender si su pareja está realmente interesada en tal comunicación. 

Sextear lentamente.No apresures las cosas y no presiones a tu pareja. Imagina que el sexting es el primer paso hacia la intimidad con una pareja. Piense en los mensajes como una forma de expresar sus sentimientos y deseos. 

Trate lo que está sucediendo como una improvisación, no proponga escenarios. No juzgues tus acciones, trata de estar abierto a cómo te sientes. No pida fotos y videos íntimos si no está listo para enviarlos usted mismo. 

Tómate un tiempo para ti después de sextear. Esta práctica a menudo tiene un impacto en su estado psicológico. Cuida bien de ti y de tu cuerpo. No se convierta en un crítico de sus acciones, palabras y emociones, solo analice sus sentimientos y reacciones. 

Se trata de un juego de rol: Uno de los participantes puede ser el narrador y el otro el director. Los roles se diferencian en que el director establece el vector de comunicación e inventa acciones, mientras que el narrador describe sus sentimientos y emociones a partir de lo que sucede debido a la materialización de la idea del director. No se preocupe si se siente más cómodo en un rol determinado. Pero no excluya los experimentos, siempre puede cambiar.

Aplicaciones para enviar mensajes de texto con contenido sexual

La consulta de búsqueda de «aplicaciones de sexting» no está perdiendo su popularidad. Hay varias cualidades que son necesarias para una aplicación ideal para la correspondencia íntima: Privacidad, que afecta no solo a la protección frente a la distribución no deseada de contenidos, sino también a la sensación de seguridad psicológica durante todo el proceso de sexting. 

Un sentido de comunidad y una comunidad que tiene los mismos puntos de vista. Es mucho más conveniente si la red social se enfoca inicialmente en una comunidad de personas sexualmente liberadas que están listas para sextear.