Los peligros de internet y la importancia del control parental

Los padres y madres deben recordar siempre que los menores son los más expuestos a los peligros de Internet, y los adultos son los responsables de sus hijos ante la sociedad y la justicia.

¿Qué es el peligro de internet para los niños?

En Internet, se puede encontrar información e ilustraciones sobre casi cualquier tema. Es necesario proteger a los menores de los contactos en Internet con personas no deseadas, del conocimiento de materiales que no son para ellos o simplemente peligrosos para la psique del menor, del malware y los ataques de Internet. Dado que los menores, debido a su ingenuidad, apertura e inexperiencia, no son capaces de reconocer el peligro, y su curiosidad los hace extremadamente vulnerables en el espacio de Internet, los padres deben ante todo preocuparse por su seguridad.

El peligro en el espacio o universo de internet se puede dividir en tres tipos: 

  • Información negativa accesible a los menores. 
  • Acciones ilegales y socialmente peligrosas del propio menor.
  • Actuaciones dolosas de terceros en relación con el o la menor. 

Los más peligrosos en los servicios de comunicación por Internet: Pedófilos, para quienes los niños se convierten en objeto de actos depravados y delitos contra la inviolabilidad sexual. Sectarios que imponen actitudes y valores no tradicionales, asociales. 

Los estafadores de Internet (delincuentes, jugadores en línea, etc.) que inculcan en los niños y niñas la tendencia a jugar, extorsionan a los menores con información confidencial sobre sus padres y el nivel de bienestar material de la familia, y también ponen al niño en una dependencia material y de otro tipo. 

Los ciberacosadores humillan y “envenenan a los menores”. El ciberacoso está cobrando impulso tanto por parte de los intrusos como entre los grupos sociales de adolescentes. Entre los menores se han puesto de moda el suicidio y los juegos con la muerte, las autolesiones, la anorexia, los selfies extremos, así como diversos movimientos radicales: contra los padres y las familias, contra las escuelas y los profesores, etc. 

Más de la mitad de los menores se enfrentan a las amenazas de Internet sin informar a sus padres, en algunos casos temiéndolos, en otros casos desconfiando de ellos. Como regla general, los padres no prestan mucha atención a la seguridad en Internet y la educación de los menores en Internet. Los niños y niñas pueden estar tan indefensos en el mundo interactivo como en el mundo real. Por lo tanto, es importante hacer todo lo posible para protegerlos. 

Recomendaciones: 

Anime a su hijo o hija a tener un diálogo confidencial sobre la seguridad en Internet. Explique que Internet no solo es una fuente confiable de información, sino también un interlocutor peligroso, y los padres, maestros y mejores amigos deben confiar en ellos. 

Establezca con el niño las reglas y normas para trabajar con un ordenador y dispositivos, límites de tiempo, determine los recursos que pueden y deben visitarse. Explique que Internet es principalmente un medio de desarrollo y aprendizaje, y solo como secundario: entretenimiento y comunicación. 

Es recomendable acordar que los nuevos juegos y programas se instalarán junto con los padres. Introducir restricciones en el uso de gadgets. Los niños y niñas en edad preescolar, así como los estudiantes de primaria, no necesitan Internet móvil en la vida cotidiana. Prohibir la comunicación con extraños. 

¡Esta medida debe percibirse de la misma manera como una prohibición de comunicarse con extraños en la calle! Inculcar una cultura de comportamiento en el espacio de TI, constantemente llevando a cabo la educación de Internet del niño y niña. Instale correctamente el equipo informático de su hijo o hija. 

Usar filtros de contenido que dificultan la visita a cierto tipo de recursos a nivel del operador de telecomunicaciones ya nivel del sistema operativo. El filtrado de contenido no siempre es efectivo, en particular, debido al hecho de que no se niega el acceso a todos los sitios, ¡y las redes sociales, los juegos en línea, la correspondencia y otras actividades del niño o niña permanecen al margen!.

Controle las actividades del niño o niña con un ordenador y dispositivos, en particular, usando controles parentales. Al mismo tiempo, el niño o niña necesita que se le explique que usted está haciendo esto para prevenir el peligro y que tiene todo el derecho de hacerlo. Sepa que los niños y niñas pueden eliminar su historial de chat y de navegación, hay muchos controles parentales que debe usar para mantener a su hijo o hija seguro.

Algunos consejos para la seguridad en internet: 

Eduque a sus hijos e hijas sobre las amenazas potenciales que pueden enfrentar en línea. Si es posible, coloque el ordenador en una sala común. Trate de pasar tiempo en el ordenador con toda la familia. Pida a los niños y niñas que hablen sobre cualquier cosa que los haga sentir mal o incómodos al usar Internet. 

Limite los materiales disponibles para los niños y niñas a través de la computadora. Los programas antivirus y los propios navegadores te ayudarán a hacerlo. Por ejemplo, Internet Explorer incluye el componente Asesor de contenido y Kaspersky Internet Security incluye el componente Control parental. Explique a los niños y niñas qué se les permite y qué no se les permite hacer en Internet: Regístrese en las redes sociales y en otros sitios. 

Realiza compras en línea. Descarga música, juegos y otros contenidos de Internet. Utiliza programas de mensajería instantánea. Visita chats. Si a los niños y niñas se les permite usar programas de mensajería instantánea o visitar salas de chat en Internet, infórmese sobre los peligros de hablar o enviar mensajes a personas que no conocen o en las que no confían. 

Instale un programa antivirus confiable que pueda proteger su ordenador contra malware y ataques de piratas informáticos. Muchos productos de seguridad en línea combinan la protección antivirus con controles parentales avanzados para ayudar a proteger a los niños y niñas cuando están en línea. 

El control de la correspondencia a través de las redes sociales mediante la función ‘Control Parental’ le permite: Crear listas de contactos, cuya correspondencia será permitida o prohibida. Especifique palabras clave, cuya presencia se verificará en los mensajes. Especificar información personal, cuya transferencia estará prohibida. 

Si se prohíbe la correspondencia con un contacto, se bloquearán todos los mensajes dirigidos a este contacto o recibidos de él. La información sobre los mensajes bloqueados, así como la presencia de palabras clave en los mismos, se muestra en los informes de las empresas de seguridad informática. 

Para cada cuenta de usuario de computadora, puede ver breves estadísticas de correspondencia a través de redes sociales, así como un informe detallado sobre eventos. Presta atención a los hashtags sospechosos como: #f53 #f57 #f58 #d28 #Quiethouse #Quiero jugar el juego #milkyway #Quiero jugar #Quiero_jugar #esperando instrucciones #milkyway.

Si el ordenador y el dispositivo móvil de su hijo no tienen controles parentales, a qué debe prestar atención:  El adolescente no duerme lo suficiente, incluso si se acuesta temprano; vea si duerme en las primeras horas de la mañana. Dibuja ballenas, mariposas, unicornios. Está en grupos que contienen lo siguiente en el título: «Las ballenas están nadando», «Despiértame a las 4.20», «f57», «f58», «Casa tranquila», «Mar de ballenas”, “50 días para mi…”, “vía láctea”, “150 estrellas”, “ff33”, “d28”, “quiero jugar”. 

Si ha cerrado el acceso a información detallada, en correspondencia con amigos (en un muro personal) están las frases «despiértame a las 4.20», «Estoy en el juego». Y es absolutamente aterrador si aparecen números en la pared, a partir de 50 o menos. Corresponde en viber (y otros mensajeros) con extraños que dan órdenes muy peligrosas.