Cómo ser Detective Privado en España

La profesión de Detective Privado en España está bien recogida por las leyes vigentes, y tanto su ejercicio como su acreditación conllevan una serie de requisitos bien estandarizados con los que hay que cumplir para el ejercicio de la profesión.

Entre ellos hay que ser mayor de edad, tener la nacionalidad española o de alguno de los estados miembros de Europa, contar con un título oficial universitario de grado en investigación privada o el curso de investigación privada avalado por el Ministerio del Interior, así como no contar con antecedentes penales ni otras sanciones judiciales.

No obstante, esta profesión implica una actualización constante, mediante cursos de formación que permitan ponerse al día en nuevas técnicas y cambios en las legislaciones vigentes.

Como sucede en muchas profesiones, y en especial las de servicio público, el reciclaje profesional es una obligación para poder ofrecer un servicio de calidad acorde a los momentos que vive una sociedad en constante cambio.

Las sociedades cambian y con ellas sus necesidades y formas de ver y hacer las cosas. Algo que incluye a las profesiones, y en especial a algunas como las relativas a seguridad, en las que se encuentran los detectives privados.

No estar al día en las actualizaciones referidas al ejercicio de una profesión, implica quedarse atrás e incluso salir del mercado laboral de formanatural. Los ecosistemas sociales y laborales están en continuo cambio, la medida adaptativa a esos medios para los profesionales, es siempre, sin duda, la formación continuada.

Si quieres ejercer como detective privado en España debes tener esto en cuenta. Incluso cuando consigas dedicarte a ello al cumplir los requisitos que estipula la ley, debes seguir en continua formación para mantenerte al día de novedades y cambios.

Especial atención debemos tener con el ámbito tecnológico, que queda obsoleto de forma muy rápida, y en el que los avances se producen casi al minuto. Pequeños aportes en tecnología , acaban suponiendo grandes cambios generales en muchas facetas y áreas tanto laborales como sociales.

Además, existen numerosas nuevas formas de desempeñar la profesión de detective en el ámbito digital, ya que se ha impuesto una cultura de lo cibernético y online, para la que hay que estar preparado y muy bien actualizados. De hecho, mucho del trabajo actual de la mayor parte de las profesiones, tiene algo o mucho que ver con este ámbito tecnológico.

El Ministerio del Interior señala los siguientes requisitos como indispensables para ejercer la profesión de Detective Privado en España:

  • Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, o ser nacional de un tercer Estado que tenga suscrito con España un convenio internacional en el que cada parte reconozca el acceso al ejercicio de estas actividades a los nacionales de la otra.
  • Ser mayor de edad.
  • Poseer la capacidad física y la aptitud psicológica necesarias para el ejercicio de las respectivas funciones.
  • Estar en posesión de un título universitario oficial de grado en el ámbito de la investigación privada que acredite la adquisición de las competencias que se determinen, o bien del título del curso de investigación privada, reconocido por el Ministerio del Interior.
  • Carecer de antecedentes penales por delitos dolosos.
  • No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores por infracción grave o muy grave, respectivamente, en materia de seguridad privada.
  • No haber sido separado del servicio en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o en las Fuerzas Armadas españolas o del país de su nacionalidad o procedencia en los dos años anteriores.
  • No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar o a la propia imagen, vulneración del secreto de las comunicaciones o de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
  • Superar, en su caso, las pruebas de comprobación establecidas reglamentariamente por el Ministerio del Interior, que acrediten los conocimientos y la capacidad necesarios para el ejercicio de sus funciones.

En el caso de los nacionales de Estados miembros de la Unión Europea o de Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, cuya habilitación o cualificación profesional haya sido obtenida en alguno de dichos Estados para el desempeño de funciones de seguridad privada en el mismo, podrán prestar servicios en España, siempre que, previa comprobación por el Ministerio del Interior, se acredite que cumplen los siguientes requisitos:

  1. Poseer alguna titulación, habilitación o certificación expedida por las autoridades competentes de cualquier Estado miembro o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo que les autorice para el ejercicio de funciones de seguridad privada en el mismo.
  2. Acreditar los conocimientos, formación y aptitudes equivalentes a los exigidos en España para el ejercicio de las profesiones de seguridad privada, para lo cual deberán estar en posesión de los siguientes documentos:
  3. En los casos en que el Estado de origen regule las diferentes profesiones de seguridad privada, el certificado de competencia o título de formación que las acredite como tal. Dicho certificado o título deberá reunir los siguientes requisitos:
  4. Haber sido expedido por una autoridad competente de un Estado miembro, designada con arreglo a las disposiciones legales, reglamentarias o administrativas de dicho Estado.
  5. Acreditar un nivel de cualificación profesional equivalente, como mínimo, al nivel inmediatamente anterior al exigido en España, mediante el título previsto en el artículo 19.3 del Real Decreto 581/2017, de 9 de junio, para la profesión de detective privado.
  6. Acreditar la preparación del titular para el ejercicio de la profesión correspondiente.
  7. En los casos en que el Estado de origen no regule las diferentes profesiones de seguridad privada, el documento expedido por la autoridad competente, acreditativo de haber ejercido la profesión de que se trate en ese o en otro Estado de la Unión Europea, durante al menos dos años a tiempo completo, en el curso de los diez años inmediatamente anteriores al momento de la presentación de la solicitud, siempre que esté en posesión de uno o varios certificados de competencia o de uno o varios títulos de formación. En todo caso, los dos años de experiencia aludidos no podrán exigirse cuando la persona solicitante acredite una cualificación profesional adquirida a través de la superación de una formación regulada de las definidas en el artículo 4.5 del Real Decreto 581/2017, de 9 de junio, y que corresponda a los niveles de cualificación señalados anteriormente.
  8. Tener conocimientos de lengua castellana suficientes para el normal desempeño de las funciones de seguridad privada.
  9. Los previstos en las letras a), e), f), g), h) e i) del primer apartado.

Cuando el nacional de un Estado miembro de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo pretenda el reconocimiento de su cualificación como detective privado debe someterse obligatoriamente a una prueba de aptitud sobre derecho positivo español y, además, dicha prueba conllevará las medidas compensatorias necesarias cuando el candidato se encuentre en alguno de los siguientes supuestos:

  • Cuando la formación acreditada por el título, certificado de competencia o documento justificativo de haber ejercido la profesión de que se trate en ese o en otro Estado de la Unión Europea, sea inferior en un año, como mínimo, a la exigida en España para el acceso a las distintas profesiones de seguridad privada.
  • Cuando la formación recibida corresponda a materias sustancialmente distintas de las superadas para obtener el título de formación exigido en España.
  • Cuando la profesión regulada en España comprenda una o varias actividades profesionales reguladas que no existan en la profesión correspondiente en el Estado Miembro de origen, y tal diferencia esté caracterizada por una formación específica exigida en España y relativa a materias sustancialmente distintas de las cubiertas por el certificado de competencia o el título de formación que alegue la parte solicitante.

La pérdida de alguno de los requisitos indicados producirá la extinción de la habilitación y la cancelación de oficio de la inscripción en el Registro Nacional, que será acordada por el Ministro del Interior, en resolución motivada dictada con audiencia del interesado.

La inactividad del personal de seguridad por tiempo superior a dos años exigirá su sometimiento a nuevas pruebas para poder desempeñar las funciones que le son propias. Las pruebas podrán consistir en las siguientes modalidades:

  • Ser declarado apto en las pruebas específicas que se convoquen por el Ministerio del Interior a tal efecto.
  • Acreditar haber realizado un curso de actualización en materia normativa de seguridad privada, con una duración, como mínimo, de cuarenta horas lectivas, impartido por un centro de formación autorizado, bien en modalidad presencial o a distancia.