Aprender haciendo: pirámide de aprendizaje de Cody Blair

Existen múltiples metodologías activas que promueven nuevos diseños sobre los que organizar el día a día educativo en las aulas,...

“DÍGAME Y OLVIDO,

MUÉSTREME Y RECUERDO,

INVOLÚCREME Y COMPRENDO”

Proverbio Chino

Nuestra sociedad educativa se encuentra en un momento en el que la necesidad de cambio es un hecho.

Existen múltiples metodologías activas que promueven nuevos diseños sobre los que organizar el día a día educativo en las aulas, pero todas ellas tienen como cimiento de su estructura, la concepción de un alumno activo, dinámico, protagonista de su aprendizaje, con inquietudes e interrogantes, y de un profesor acompañante de procesos que no se limita a exponer sino a construir el aprendizaje junto a sus alumnos.

Estas metodologías se apoyan en la pirámide de aprendizaje de Cody Blair, que ofrece de una forma muy visual, cómo el tipo de enseñanza y aprendizaje que se lleve a cabo influye en la adquisición de conocimientos, destrezas y competencias por parte de los alumnos, suponiendo una mayor ventaja y efectividad del aprendizaje en modelos en los que es dinámico, práctico y variado.

En su pirámide, Blair plantea en la parte superior, los procesos de aprendizaje que sitúan al alumno en un rol pasivo o de espectador, es decir, la escucha, la lectura y la visualización de contenido audiovisual, los cuales tienen porcentajes muy bajos de ser recordados. En la parte inferior, tendremos aquellos procesos que llevan al alumno a la acción, es decir, lo ubican en un rol más activo y lo involucran en actividades que requieren de la aplicación de sus conocimientos en la práctica.

Según esto, el aprendizaje es bajo cuando solo contemplamos, es alto cuando hacemos y es superior cuando enseñamos.

No cabe duda entonces de que,para aprender, hay que hacer. Un hacer que irá afianzando la autonomía del alumno y le hará sentirse capaz de satisfacer sus deseos y curiosidades. Un hacer que va acompañado de un cambio de concepción educativa en la que el aprendizaje va de dentro hacia afuera y no al contrario. Una concepción que apuesta por la reflexión, la generación de ideas y opiniones, la búsqueda y la investigación, y se aleja de la idea de que enseñar es “añadir conocimientos” en la mente del sujeto que aprende.

Así, a través de las múltiples metodologías que reivindican el papel protagonista y activo del que aprende, frente al papel expositivo del profesor, tales como aprendizaje por proyectos, aprendizaje basado en problemas, trabajo cooperativo, aprendizaje servicio… poder abrir las puertas a un universo educativo en el que se combinen unas y otras para adaptarse a las necesidades de una sociedad que ya no necesita sumar conocimientos sino multiplicar pensadores.

Gestión e Innovación educativa

Con más de 10 años de experiencia en el sector, diseñando e impartiendo formación innovadora y de calidad.

Últimas publicaciones

Fórmate con nosotros
y sigue progresando
profesionalmente

Formador de formadores

No dejes escapar esta oportunidad de seguir creciendo profesionalmente. Estudia a tu ritmo, con formadores profesionales en activo.
133€ / mes

Quieres saber más, suscríbete a nuestro blog.

La suscripción al Blog se usará sólo para fines informativos de las publicaciones que se realicen en el mismo.

Ir arriba